wwd2000_ikon_small.gif (1704 bytes)

Día Mundial del Agua 2000

"Agua para el Siglo XXI"

 

 

de consumo para ahorrar agua

Si friegas a mano "córtate con el agua".

    Si friegas los platos a mano, no lo hagas con el grifo abierto. Utiliza una pila para enjabonar y otra para aclarar. Si no tienes dos pilas utiliza algún barreño.
     

No descongeles con agua

    A la hora de descongelar alimentos, evita hacerlo poniéndolos bajo el chorro del agua. Usa la nevera sacándolos la noche anterior.
     

La cadena, lo imprescindible

    No utilices el retrete como una papelera. Coloca si es preciso una papelera en el baño para arrojar allí compresas, preservativos, papeles, colillas etc. No arrojes por el retrete pinturas, disolventes, etc
     

Ahorra agua en tu aseo diario

    Cierra el grifo mientras te enjabones. Utiliza un vaso cuando te cepilles los dientes. Para afeitarte basta con que tengas agua en la pila. Intenta que la ducha sea lo más corta posible, con 5 minutos puede ser bastante. Siempre es mejor ducharse que bañarse.

Protección de la calidad del agua

    Evita arrojar por los desagües sustancias contaminantes como aceites, disolventes, pinturas u otras de uso común en los hogares. Otra buena medida es reducir el consumo de productos de limpieza.

El coche necesita más gasolina que agua

    No laves el coche todas las semanas, con una vez al mes puede ser suficiente. Es mejor recurrir a una estación de lavado (35 l). Si lo lavas tu mismo utiliza cubos y esponja (50 l)en vez de la manguera

Cocina con cuidado

    Cuando cocines usa el agua necesaria para cubrir los alimentos. Utiliza perolas de dimensión adecuada a lo cocinado. Usa las tapas adecuadas para que ajusten bien y, si puedes, usa el vapor para cocinar.

Los peques se bañan juntos

    Los niños pequeños se pueden bañar juntos. Se lo pasarán mejor y ahorrarás agua.

Friega después de comer

    Intenta fregar los platos después de comer. Si los dejas sin fregar la comida se quedará pegada y luego necesitarás más esfuerzo y más agua para quitarla.

El agua fría, de la nevera

    No dejes el grifo abierto esperando que salga agua fresca. Mete una botella de agua en la nevera para tener siempre agua fresca.

Menos agua en tu cisterna

    Llena dos botellas de agua o de arena, ciérralas bien e introdúcelas en tu cisterna. De esta manera cada vez que tires de la cadena ahorraras el volumen de las botellas.

Página atrás

home_azul_claro.gif (1281 bytes)