Día Mundial del Agua 2000

"Agua para el Siglo XXI"

más información sobre agua...

H2O = el Agua
Agua y vida
El ciclo del agua
El río
Aguas subterráneas
Nosotros y el agua

Enlaces con material educativo en español, inglés y francés

Si dispone de material que pueda ser incluido en esta página
háganoslo saber

Página anterior

If you want to know more about...
...the Hydrologic Cycle you can visit the:

University of Illinois website.

Agences de l'Eau website.

 

...Water you can visit the:

U.S. Geological Survey's (USGS) Water Science for Schools website.

Office of Ground Water & and Drinking Water (EPA) website.

 

...the Nature of Water you can visit the:

Water is the Lifeblood of the Earth website of The Environmet Canada.

 

...Ground Water and more you can visit the:

EPA and Agricultural & Biological Engineering website of Purdue University.

 

...Water's Lesson Plans (Teaching materials) you can visit the:

UNESCO's teaching material

Teacher's Lesson Plans website of Bureau of Reclamation.

Project WET - Water Education for Teachers

 

barra_gotele.gif (699 bytes)

Up

Si quieres saber más sobre...
...el Agua (6-12 años) visita:

las páginas educativas del Colegio Público La Canal Luanco, Asturias (España).

 

barra_gotele.gif (699 bytes)

Up

Si tu veux en savoir plus sur...
...le Monde de l'eau tu peux visiter:

Le Centre d'information sur l'eau (CIEAU)

 

...le Cycle de l'eau tu peux visiter:

le site des Agences de l'Eau (France)

 

...la Nature de l'eau tu peux visiter:

L'eau: source de vie sur la terre, site de l'environnement du Canada.

 

A la recherche de l'eau en Région wallonne :

A l'Eau ! A l'Eau!
Une initiative pédagogique de la
Direction Général des Ressources Naturelles et de l'Eau
du Ministère belge de la Région wallonne
(Belgique).

barra_gotele.gif (699 bytes)

Up

AGUA

material extraído del proyecto "Environment on line"

H2O = Agua

El agua es una molécula formada por dos elementos: oxígeno e hidrógeno, en la siguiente proporción: una parte de oxígeno y dos partes de hidrógeno, unidos por medio de enlaces y representada por H2O.

Incolora, Inodora, Insípida.

Al tomar en tu mano un poco de agua, verás que no poseen ningún color (incoloro), no tiene olor (inodoro)y tampoco le encontrarás algún sabor (insípido) .

1 Kilo = 1 Litro

Este líquido tiene densidad, que es la relación de la masa entre el volúmen. De ahí que un kilo de agua ocupa el volúmen de un litro.

El agua por si misma no posee una forma definida, por eso es que toma la forma del recipiente que la contiene.

0º = congelación = hielo / 100º = ebullición = vapor

La temperatura y la presión atmosférica determinan los diferentes estados del agua. Así, a una temperatura de 0° C se produce la congelación y el agua se convierte el hielo. En cambio, a una temperatura de 100° C, el líquido se transforma en vapor, este proceso se llama ebullición.

Al igual que el aire, el agua tiene una fuerza con la que empuja, esto se llama presión.

El agua es el medio donde se disuelven casi todas las sustancias y se producen muchas reacciones químicas. Entre estas sustancias muchas de las denominadas tóxicas y peligrosas, que provienen de los residuos sólidos, líquidos y gaseosos producidos por el hombre.

Los estados del agua

Dependiendo de la temperatura y la presión, el agua cambia muy fácilmente de un estado al otro. Puede aparecer como un líquido que fluye, o un gas que sube a la atmósfera y forma las nubes o un sólido sobre el que patinar.

El agua en su estado líquido, es muy abundante en nuestro planeta. La encontrarás en los mares, los lagos y en los ríos, sirviendo de hogar para las plantas, animales y otros organismos.

¿Cómo pasa el agua a estado gaseoso?

Cuando el sol calienta el agua de los mares, ríos o cualquier lugar donde haya humedad, ésta se convierte en vapor de agua. El vapor de agua es tan liviano, que pesa menos que el aire. Por esta razón puede subir a grandes alturas en la atmósfera y formas nubes.

Al enfriarse el agua adquiere el estado sólido, conocido como hielo. El vapor de agua de la atmósfera se condensa y da lugar a lluvias o si la temperatura es muy baja, a nieve y granizo.

¿Sabes que el agua puede pasar directamente del estado sólido al gaseoso? Este proceso recibe el nombre de sublimación.

Up

El agua y la vida

“Sin agua no hay vida posible”

(Carta Europea del Agua)

En un principio, nuestro planeta estaba constituido solo por agua, que cubría todas las masas de la tierra. La vida, entonces, surgió del agua.

El agua es esencial para todos los seres vivos que habitan este planeta, porque forma parte, en mayor o menor proporción, de la constitución de cada uno de ellos. Así por ejemplo, constituye el 98% en un melón, el 80% en un pez y el 65% en un ser humano.

En la formación de nuestro cuerpo y en todos los procesos biológicos se requiere el agua.

Si nuestros pulmones no estuvieran siempre húmedos, no podríamos respirar.

Si la saliva no mojara el alimento, no podríamos ingerirlo.

Si el agua que forma parte de la sangre, no transportara los alimentos por todo el cuerpo, nuestras células no se alimentarían, no respirarían y tampoco podrían eliminar las toxinas.

El agua es la sustancia más abundante sobre la tierra y constituye el medio ideal para la vida. Cada océano, río, laguna, posee su propia flora y fauna adaptada a vivir ahí. Por esa razón, la mayoría de los organismos marinos no pueden vivir en agua dulce, como tampoco los seres del río no podrían hacerlo en el medio marino.

Dentro de los recurso hídricos de nuestro planeta, el mar es el que encierra las formas más variadas de vida: microscópicas, bacterias y virus, gran variedad de especies vegetales y animales; entre los que existen algunos tan simples formados por una sola célula, como los protozoarios, hasta las gigantescas ballenas.

Las aguas dulces poseen también gran diversidad de organismos. Numerosas plantas que sirven de alimento a los peces. Larvas de insectos, caracoles, pequeños crustáceos y anélido que constituyen la principal comida de los peces carnívoros.

La lluvia y el bosque

Las plantas de un bosque por medio de sus raíces absorben cierta cantidad de agua de lluvia, acumulada en el suelo. Esta agua sube hasta ramas y hojas y aquí, a través de sus hojas, parte de ella se transforma en vapor al recibir el calor del sol. De esta forma las plantas devuelven a la atmósfera, en forma de vapor, mucha del agua que toman del suelo. Este proceso se llama evapotranspiración vegetal.

Si cortamos los árboles, el agua de lluvia no absorbida va a correr por el suelo. En un terreno sin plantas, el agua que corre en grandes cantidades después de un aguacero se va llevando poco a poco el suelo. Si el terreno es inclinado, como en las montañas y cerros, el lavado del suelo ocurre con mayor rapidez. Si desaparece la vegetación, como al talar los árboles del bosque, cada gota golpea con fuerza y velocidad el suelo. Este golpe desprende millones de partículas de suelo que son arrastradas por el agua hacia arroyos y ríos.

El manto vegetal evita la erosión, es decir, la pérdida de la capa superficial del suelo.

Sin árboles, erosión y desierto

Un suelo protegido conserva su buena calidad y hace las veces de una esponja que colecta el agua de lluvia. Por el contrario, si el suelo está desnudo, es decir sin vegetación, se erosiona con la lluvia y el viento. Un suelo erosionado pierde la capacidad de absorber el agua de lluvia. Al no haber absorción, el agua correrá sobre el suelo, lavándolo y arrastrando lodo hasta los ríos. Este proceso se llama escorrentía.

Cuando las lluvias son muy fuertes y no hay vegetación que retenga el agua se producen grandes inundaciones.

Up

El ciclo del agua

El movimiento continuo del agua desde la tierra hasta la atmósfera y su regreso a la tierra, se llama ciclo hidrológico.

“la cantidad de agua existente en la Tierra siempre es la misma y se halla en constante movimiento debido a la acción de la energía solar y a la fuerza de la gravedad”

Los componentes mayoritarios del medio ambiente son, esencialmente: la atmósfera, las lluvias que en ella se generan, las aguas de ríos, lagos, humedales y mares, las aguas subterráneas que los alimentan, las aguas del interior del suelo que alimentan la cubierta vegetal, los suelos que la soportan y le suministran los nutrientes, la flora y la fauna acuática y terrestre, etc.

Todos esos componentes se relacionan, interaccionan en mayor o menor grado. Uno de los mecanismos naturales más grande, el que más, de esa interacción es el ciclo del agua en la naturaleza. Pero esas acciones naturales han empezado a ser alteradas, de forma relevante, por la actividad del hombre desde no hace mucho tiempo.

Toda el agua de la hidrosfera (el agua de la atmósfera, la de los océanos y de los continentes) están integradas en u el ciclo hidrológico. Constantemente está llegando vapor de agua a la atmósfera, no solamente desde océanos, mares y lagos, sino también desde la superficie y el interior de los suelos a través del proceso denominado evapotranspiración.

El agua evaporada es agua químicamente pura. Durante el ciclo el agua se depura.

La fuerza que mueve esa gigantesca máquina es la energía solar.

El agua evaporada no puede salir de la atmósfera, de modo que pronto o tarde, acaba por retornar a la superficie de la Tierra en forma de precipitaciones. El agua precipitada empieza a infiltrarse, es decir, a pasar al interior del suelo. Si llega un momento en el que la intensidad de la lluvia supera a la capacidad de infiltración del suelo, el excedente de lluvia se almacena en charcos; cuando los charcos desbordan se produce la arroyada, que son multitud de hilillos de agua, ladera abajo, hasta encontrar un río.

El agua infiltrada acaba encontrando una zona saturada de agua, incorporándose a la denominada “agua subterránea”, que viajara hasta salir por un manantial o ser extraída en un pozo.

Este ciclo lo realiza el agua pasando por sus tres estados, a través de los procesos de evaporación, condensación y precipitación.

El Sol y la fuerza de gravedad dan movimiento al agua, sin ellos el ciclo no podría realizarse. Ambos hacen las veces de una gran bomba natural que constantemente impulsa y hace correr el agua.

Up

El río

El nacimiento del río.

El agua de lluvia que no penetra en el suelo, corre libremente por su superficie. En una región, como una montaña, esta agua corre pendiente abajo.

En su recorrido, poco a poco, va desgastando el suelo y las rocas hasta formar una pequeña zanja o cauce por donde corre.

Las aguas subterráneas también alimentan el riachuelo convirtiéndolo en un río verdadero.

En otros casos un río se forma al brotar las aguas subterráneas en forma de manantial a través de alguna grieta del terreno.

Fases del río.

Desde que nace en las montañas, hasta que desemboca en el mar, un río va cambiando poco a poco.

En la primera parte de su recorrido el río empieza a descender de la montaña. Aquí el cauce es hondo y estrecho. La corriente es rápida, las aguas frías y limpias. Esta primera parte del río se llama primera etapa o etapa juvenil. Más abajo, sus aguas disminuyen la velocidad. Ahora su cauce se ensancha, forma curvas y se divide; a las orillas hay playas con arena gruesa. Esta es la segunda etapa o etapa de madurez. El río detiene su carrera. Ahora, en terrenos planos, llega a la tercera etapa llamada etapa de vejez. Se encuentra muy cerca de su desembocadura en el mar; su cauce es ancho y sus aguas profundas y tranquilas. En esta zona se deposita todo el material que el río ha traído al bajar de las montañas. Finalmente, desemboca en el mar. Poco a poco, las aguas dulces se van mezclando con el agua del mar hasta confundirse con ella.

¿Qué es la cuenca del río?

Es la zona que recoge las aguas de las precipitaciones que van a parar al mismo río.

Una cuenca esta separada de otras cuencas por zonas más altas que limitan la cuenca. Estas zonas se llaman divisorias de agua.

Desde estas zonas de mayor altura, o divisorias, el terreno se va inclinando hasta llegar al cauce del río. Se dice que hay una pendiente hasta el cauce del río. Esta pendiente se llama vertiente.

Up

Aguas subterráneas

El agua que penetra a pisos más profundos del suelo se almacena en forma de aguas subterráneas; estos son depósitos naturales que originan los manantiales u ojos de agua y pueden ser aprovechadas perforando pozos. Las aguas subterráneas pueden permanecer almacenadas por largos períodos o bien pueden estar en movimiento.

Las aguas subterráneas en movimiento se llaman aguas freáticas. En la naturaleza el agua subterránea es muy importante porque alimenta a los ríos, incluso en época seca.

Las rocas que se encuentran bajo la superficie del suelo pueden ser permeables o impermeables. Son permeables si absorben rápidamente el agua que se penetra en el suelo. Son impermeables si impiden el paso del agua, es decir, detienen la filtración.

Las rocas permeables absorben el agua de lluvia y poco a poco se van llenando. Al llenarse completamente se dice que están saturadas. Las rocas permeables saturadas forman el manto freático.

En los acuíferos, como corrientemente se llama al manto, se almacenan las aguas subterráneas. Para esto, tienen bajo las rocas porosas, una capa inferior de rocas impermeables que impiden el paso del agua deteniéndola y ayudando a que se almacene.

Up

Nosotros y el agua

El agua dulce es necesaria para todos los seres vivos: sin ella nuestro planeta no tendría vida. El agua dulce se encuentra en los ríos, lagos y lagunas, en aguas subterráneas y en la atmósfera. Sin embargo, de acuerdo al tamaño de nuestro mundo y a pesar de lo necesaria que es para la vida, en realidad tenemos muy poca agua dulce.

¿Sabías que el agua dulce es un poco menos de un 1% del total de agua de nuestro planeta?

Un recurso vital

El agua dulce es muy importante para nosotros: la utilizamos todos los días, durante toda nuestra vida.

Es el elemento más abundante de la Tierra y, a su vez, escasea en muchos lugares.. .

El agua dulce está distribuida de forma muy irregular en la superficie terrestre. Los grandes depósitos naturales se encuentran en los glaciares de Groenlandia y la Antártida y en los Lagos de América del Norte o de Rusia. Las zonas húmedas tropicales contienen porcentajes elevados del total de la reserva mundial. En otras zonas hay que aprovechar cada gota de agua para sobrevivir.

Se ha calculado que un hombre necesita diariamente 50 litros o más para satisfacer sus necesidades personales y del hogar. En países desarrollados gastamos un promedio de 400 a 500 litros de agua por persona diariamente.

La contaminación del agua.

El agua es un recurso valioso y escaso. Hemos visto que sólo una pequeña porción del agua del planeta es dulce. Si usamos nuestros ríos y nuestros mares como vertederos de nuestras basuras y residuos cada vez tendremos menos y si el agua es vida cada vez habrá menos vida.

Lluvias ácidas, vertidos de aguas residuales, productos químicos agrícolas, metales pesados, etc. se incorporan al caudal de agua de los ríos. El río tiene una capacidad limitada para autodepurarse, cuando esta se supera, el agua se vuelve peligrosa para el consumo humano, la fauna y flora acuática muere, el paisaje se degrada.

En los lagos y en las aguas subterráneas el problema es mayor ya que tienen ciclos naturales muy lentos con lo que tardan mucho en expeler los agentes contaminantes.

Este problema es particularmente grave en todos los países: en los industrializados por la cantidad y la diversidad de agentes contaminantes y en los países en desarrollo debido a la imposibilidad de hacer frente al coste económico que suponen las tecnologías para la depuración del agua y la regeneración de las aguas residuales.

¿Cómo contaminamos?

Los principales contaminantes del agua son:

  1. Desechos orgánicos.

Cuando en nuestra casa usamos el baño, el lavavajillas, la lavadora etc., estamos arrojando agua con diversos componentes al sistema de recogida de nuestro pueblo o ciudad, a nuestras aguas residuales se van uniendo más hasta que son arrojadas al río, mar o lago. El componente orgánico que arrastra el agua son degradados por microorganismos, principalmente bacterias, quienes consumen oxígeno al hacerlo. El agua pierde oxígeno y la vida se dificulta. Por esto en las grandes ciudades el agua residual se depura en grandes instalaciones antes de ser vertida.

  1. Contaminación por sustancias químicas.

Existen sustancias de origen químico que contaminan y envenenan las aguas: el aceite, el petróleo, gasolina, detergentes no biodegradables, fertilizantes, plaguicidas y algunos metales. La contaminación química dura mucho tiempo. Cuando metales como el plomo de la gasolina o el mercurio se vierten al agua no pueden ser eliminados por procesos naturales (no se descomponen); entonces terminan por matar no sólo a los peces y al resto de la fauna acuática, sino también a los microorganismos que realizan la descomposición como las bacterias.

  1. La contaminación marina.

La limpieza de los tanques de los petroleros en alta mar, los accidentes, la carga y descarga en los puertos, los vertidos de las industrias, los de las aguas residuales de las ciudades costeras, etc. contaminan los mares.

En el Mediterráneo, en atunes y delfines se encuentran altas concentraciones de mercurio. En el Mar del Norte, en la grasa de las focas se encuentran elevadas concentraciones de pesticidas.

También se dispone de datos sobre la liberación de sustancias tóxicas al mar provenientes de fenómenos naturales tales como movimientos sísmicos o afloramientos geológicos. El efecto de la acumulación de sustancias tóxicas en el agua marina se detecta por la presencia de éstas en la carne de los peces.

¿Qué podemos hacer nosotros?

- Evitar el desperdicio de agua en nuestra casa.

- No debemos dejar los grifos abiertos mientras nos enjabonamos el cuerpo o nos cepillamos los dientes.

- Debemos reducir el volúmen de agua cada vez que tiramos de la cadena del baño. Introduciendo algún objeto voluminoso en la cisterna, ahorraremos agua.

- Es preferible ducharse que bañarse en la bañera.

- No debemos regar el jardín, cuando hace mucho sol, porque de esta manera el agua se evaporará más rápido y las plantas no la aprovecharán. Es mejor regarlas en la mañana o en la noche.

Up

Pagina anterior World Day for Water 2000